Inicio

Equipos

Noticias

Crónicas

Entrevistas

Opinión

Multimedia

Club

EMB

Enlaces

>> DIMISIÓN JAVI ÚBEDA EMB <<

 
     
 

 

¿El AMPA

o el HAMPA?

 

 

Escribe: Fernando Castellanos

 
 

Me parece injusto que los chicos y chicas de Alcázar no pueda elegir donde jugar

 
 
 
     
 

Las AMPAS han boicoteado la EMB para que Javi Úbeda dimitiera

 

Dejar que hablemos el 28% que tildamos de mala para el baloncesto la dimisión de Javi Ubeda. Y lo digo señalando que yo no voté en la encuesta, pero creyendo sinceramente que el 72% a favor de la dimisión no refleja realmente lo que opinamos todos. También, quiero aclarar, que conozco a Javi y que, a pesar de que no fue de mis entrenadores preferidos, y tuve mis malentendidos con él, me parece admirable su labor durante todos estos años en la escuela.

Dicho esto, y sin tener mucho conocimiento sobre el tema, me hago unas preguntas básicas que me he llegado a realizar con el transcurso del culebrón del fin del verano, sobre los mensajes en el foro y la opinión de los que saben de esto.

Si los chiquetes del colegio se quedan sin jugar, que se vayan a la escuela, allí nadie les cierra la puerta. Pero claro, ¿es más bonito que porque tres quieran jugar en el equipo de su colegio, los otros 6 o 7 que lo quieren hacer en la escuela se tengan que fastidiar?

Si defendéis que en un colegio se quedan 2 o 3 chicos sin jugar porque sus compañeros se han ido a la escuela, ¿qué debe ponderar, la decisión de esos 2 o 3 o de los otros 6 o 7 que se hallan ido a la escuela? Un poco de cabeza por favor, ¿se fastidian los 6 o 7 porque 2 o 3 quieren jugar en su colegio? Según mis cuentas, son el doble los que quieren la escuela.

A mi entender, habéis querido que triunfe la opinión de los nuevos baloncestistas "made in ADEPAL", los mismos que no han hecho caso del baloncesto hasta que han querido tenerlo en sus manos, haciendo dimitir a un hombre que puso toda la ilusión del mundo porque saliera un proyecto adelante que iba a asentar la cantera alcazareña en una buena estructura, lejos de los colegios y sus manipulaciones, y al lado de gente experta. 

Que sí, que me diréis que los entrenadores no tenían título, que eran críos, y que iban a ligar a la escuela, pero sabían de baloncesto más que el padre de Agapito Martínez que se pone a entrenar a los chicos del Picasso porque este año no tienen entrenador y porque le ha gustado como ha jugado la selección española el pasado Mundial de Japón.

Así llego a la conclusión, la escuela se establece en Alcázar hace 3 años, como un modo de implantar el baloncesto base en la misma ciudad, y a la vez, un recurso subsidiario para los chicos que no tienen equipo en su colegio o que, simplemente, quieren jugar en la escuela, y se les da la OPCIÓN, porque se les da, de que la escojan si quieren. Es aquí cuando llegan las AMPAS que, quemadas porque 2 o 3 chicos se han quedado sin jugar, y más a mi entender porque la escuela está consiguiendo éxitos, se revelan.

Ya no quieren jugar con la escuela porque "juntan a los güenos con los güenos y nos ganan", de modo que en plan absolutista, la boicoteamos, y decidimos que solo se van a enfrentar a ellos los que tengan posibilidades reales de ganarlos. ¿Qué se les enseña así a los chicos? ¿Sólo se juega si se gana?, y más tarde, se decide negar la participación en la liga de colegios a la escuela, porque no es justo, tienen que jugar en baloncesto federado...

Dos últimas preguntas y una reflexión: ¿Si la escuela no hubiera cosechado éxitos a nivel colectivo con sus equipos, se le hubiera boicoteado y se les hubiera expulsado de las ligas de los colegios? ¿Se deberían cambiar de nombre las AMPAS, al de HAMPA? Y no nos damos cuenta de que son chicos que como mucho tienen 13 años, y que ellos deberían elegir donde jugar, sin discriminarles haciendo que no jueguen en la liga de su pueblo por haber elegido la opción que dos o tres madres Adepalistas no quieren.

Sin ánimo de crear más polémica, un saludo a la gente que ha trabajado todos estos años por sacar la escuela adelante para que luego lleguen y se lo chafen.

     
 

Fernando Castellanos, Jugador del CB Criptana