Inicio

Equipos

Noticias

Crónicas

Entrevistas

Opinión

Multimedia

Club

EMB

Enlaces

>> TEMPORADA 2006/2007 <<

 
     
 

 

Carta

desde cerca

 

 

Escribe: Enrique Denis KIKE

 
 

Es injusto que critiquen a nuestras juniors. Lo han ganado todo y siempre han respondido

 
 
 
     
 

Estoy orgulloso de haberos entrenado

 

Ahora que se ha acabado la temporada junior, y que las críticas hacia las chicas aparecen con más fuerza que nunca, quería exponer mi humilde punto de vista.

Quiero centrarme en el equipo junior, y dentro de ese grupo en las jugadoras que más conozco, o sea en las junior de último año.

Angela, Bea, Elena, Esther, Marta y Mireia, las he llevado desde que eran infantiles de primer año. Ahora que se las critica y se cuestiona su calidad como jugadoras, quiero recordar que estas chicas han sido una generación, que han sido campeonas regionales en su segundo año infantil (aquí quiero recordar también a otra gran jugadora, Sarita, que nos ayudó muchísimo siendo su primer año infantil) , y subcampeonas regionales junior en su segundo año cadete (con la ayuda de otro grupo de jugadoras de primer año cadete como Sheila, Sarita, Andrea, Silvia, María Martinez...). Sé por propia experiencia de lo mucho que pueden dar y de los sacrificios que durante mi etapa con ellas han realizado para poder preparar fases, partidos eliminatorios...

No entiendo porqué ahora se las tacha de faltas de ilusión o "desganadas". No voy a exponer ahora una lista de sus "sacrificios" para jugar, pero si que quiero dejar claro que cualquiera de las jugadoras nombradas sino han podido ir a un entrenamiento, ya no a un partido, a las primeras que les ha jodido es a ellas.
Son un grupo de chicas que se merecen un respeto como jugadoras, pero más aún como personas, puesto que su calidad humana supera su calidad como jugadoras.

Con este mensaje quiero expresar mi gratitud a este grupo de chicas con ilusión por el baloncesto, mi orgullo por haber podido entrenarlas, por vivir todos esos momentos buenos que hemos tenido juntos, por esos malos momentos que nos unieron más, en fin por pasar una parte de mi vida con ellas. Angela, Bea, Esther, Elena, Marta y Mireia, estoy ORGULLOSO de haberos conocido y os agradezco el haber confiado en mi como entrenador, aunque más orgulloso estoy de poder tener vuestra amistad.( y de Inés y María Marisque)

Para terminar solo pido que se respete su trabajo, su ilusión por un deporte que compartimos tanta gente, que tantas alegrías y desengaños nos entrega, pero que en definitiva es una "droga" que necesitamos y a la que espero que este grupo de chicas pueda seguir "enganchadas".

Un fuerte abrazo para todas.

     
 

Kike, Entrenador Sección Femenina Criptana